Virus del Papiloma Humano

Tratamientos eficaces para el Virus del Papiloma Humano (VPH)

El Virus del Papiloma Humano (HPV) es una infección de transmisión sexual ampliamente prevalente en la actualidad. Se estima que la gran mayoría de las personas sexualmente activas entrarán en contacto con el virus en algún momento de su vida. A pesar de que en muchos hombres la infección pasa desapercibida, puede generar verrugas genitales y, en ocasiones, está asociada con el desarrollo de cánceres tanto en hombres como en mujeres.

¿Qué es el Virus del Papiloma Humano?

Los virus del papiloma humano son una familia de virus DNA que se transmiten principalmente por contacto sexual debido a su afinidad por la piel y las mucosas genital, anal y oral. Cabe mencionar que existen tipos de HPV que producen verrugas en manos y pies, pero en este artículo nos centraremos en los tipos genitales.

Tipos de Virus del Papiloma Humano

Existen aproximadamente 200 tipos diferentes de HPV que afectan a las personas y se dividen en dos categorías según su capacidad para provocar cáncer: HPV de alto riesgo y HPV de bajo riesgo.

HPV de alto riesgo: Incluyen los tipos 16, 18, 26, 31, 33, 35, 39, 45, 51, 52, 53, 56, 58, 59, 66, 68, 69, 70, 73 y 82. El tipo 16 también se ha asociado con cánceres de cabeza y cuello, como los de la orofaringe.

HPV de bajo riesgo: Incluyen los tipos 6, 11, 40, 42, 43, 44, 53, 54, 61, 72, 73 y 81. Los tipos 6 y 11 son los que más frecuentemente provocan verrugas genitales, aunque también se asocian con lesiones benignas en la mucosa oral y en el tracto aéreo y digestivo.

Virus del Papiloma Humano

 

Síntomas y Diagnóstico en Hombres

En la mayoría de los casos, las infecciones por HPV en hombres son asintomáticas o presentan síntomas leves que pasan desapercibidos. Sin embargo, en algunas ocasiones, la infección puede manifestarse como verrugas genitales, balanitis de repetición (irritaciones en el glande y prepucio) o lesiones planas visibles.

El diagnóstico se realiza a través de pruebas como la penescopia con tinción de ácido acético y, en casos sospechosos, un PCR para HPV. Sin embargo, debido a su alto costo y posibles falsos negativos, el PCR se utiliza principalmente en casos seleccionados con interés epidemiológico.
Factores de Riesgo y Prevención

El riesgo de infección por HPV en hombres se incrementa en situaciones de riesgo, como relaciones sexuales tempranas, falta de uso de preservativos, ausencia de circuncisión y presencia de otras enfermedades de transmisión sexual como el herpes genital. Además, las situaciones de inmunodepresión, como la infección por el VIH o el embarazo, aumentan el riesgo.

La prevención del contagio del HPV se basa en la reducción del número de parejas sexuales y en la vacunación. Aunque el preservativo no proporciona una protección total, su uso adecuado disminuye el riesgo de contagio. La circuncisión, en algunos casos seleccionados, también se ha asociado con una menor prevalencia de HPV.

Vacunación contra el Virus del Papiloma Humano

La vacunación es una estrategia fundamental para prevenir la infección por HPV. Existen vacunas que protegen contra varios tipos de HPV, incluyendo los de alto riesgo. Recientemente, se ha mejorado la vacuna para abarcar más tipos de virus, lo que la hace más efectiva.

Virus del Papiloma Humano

Las recomendaciones de vacunación varían según la edad y el país, pero en general, se recomienda vacunar a:

Niños y niñas a los 12 años, según el calendario infantil.
Pacientes con VIH entre 9 y 26 años.
Hombres que tienen relaciones sexuales con hombres.
Mujeres con lesiones displásicas en el cuello uterino o que han sido sometidas a tratamiento excisional del cuello uterino (conización).
Personas con síndrome de insuficiencia de médula ósea congénita.
Personas que han recibido un trasplante de órgano sólido.
Pacientes diagnosticados con papilomatosis respiratoria recurrente.
Hombres y mujeres que ejercen la prostitución.

Efectividad y Administración de la Vacuna

La vacuna contra el HPV se administra en inyecciones. Para los jóvenes de 9 a 14 años, generalmente se requieren dos dosis, separadas por un período de 6 meses. En cambio, en personas de 25 a 45 años, se administran tres dosis, con la segunda dosis a los dos meses de la primera y la tercera dosis a los 4 meses de la segunda. Sin embargo, estudios recientes sugieren que en algunos casos dos dosis pueden ser suficientes.

 

Efectos Secundarios y Seguridad

Las vacunas contra el HPV son seguras y se han administrado a millones de personas. Hasta la fecha, no se ha informado de muertes relacionadas con la vacuna. Los efectos secundarios más comunes son similares a los de cualquier vacuna, como desmayos en jóvenes, dolor de cabeza, náuseas y alergias.

Consideraciones Finales

La infección por el Virus del Papiloma Humano es altamente común y puede tener consecuencias graves en términos de salud. La prevención, a través de la vacunación y la adopción de prácticas sexuales seguras, es fundamental para reducir la propagación de la infección y minimizar los riesgos asociados. La equidad en la prevención de enfermedades relacionadas con el HPV es un acto de justicia y debe ser promovida a nivel global.

Virus del Papiloma Humano

c/Trafalgar, 21 (bajos), Alicante Parada de TRAM: Mercado Central / Parking cercano: Alfonso El Sabio y Vicente Inglada.

Contacto

Contacto

+34 615 95 16 45

Email

Email

uroinfor@gmail.com

Pida

Pida

su Cita

Abrir chat
1
¿Desea información de nuestros servicios
¿Hablamos?